MANTENIMIENTO DE TOMAS DE TIERRA: una necesidad técnica reglamentaria y de seguridad

Revisión de las Tomas de Tierra ITC-BT18

Por la importancia que ofrece, desde el punto de seguridad, cualquier instalación de toma de tierra deberá ser obligatoriamente comprobada por el director de obra o instalador autorizado en el momento de dar de alta la instalación y para su puesta en marcha y funcionamiento. Por su puesto y tal y como se expresa en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, será el personal técnicamente competente quien efectúe la comprobación de las instalaciones de puesta a tierra, al menos, anualmente, en la época en la que el terreno este más seco. Para ello, se medirá la resistencia de tierra y se repararán con carácter urgente los defectos que se encuentren.
En nuestra página también podrá encontrar el procedimiento para la correcta medición de la Toma de Tierra. (FALTA VER A DONDE DIRIGIR ESTO)

Dicho lo cual, quedamos a su disposición para cualquier cuestión que les pueda seguir a la hora de aplicar dicho procedimiento o en la interpretación de los resultados obtenidos por el mismo.

Con toda esta información, podremos considerar que el valor medido será el valor de Tierra siempre que estemos a potencial cero, es decir, que las medidas alrededor del testigo de potencial prácticamente no varíen.

En cuanto a la aplicación de tratamiento en los electrodos, es importante, en primer lugar, poder detectar los electrodos ya existentes en la instalación en el caso de que la instalación fuese previa. En cuanto a la detección de los electrodos para futuras mediciones de la instalación, es buena la instalación de arquetas o algún tipo de registro para detectar de forma clara los electrodos que componen la instalación.

Como norma general, si tenemos un solo registro, nos indicara normalmente el valor de la primera pica. En el caso de que las picas no estuvieran registradas, podremos utilizar detectores de metales para seguir la línea de Tierra o detectores más sofisticados en el que caso de que pudiéramos hacernos con uno de ellos, que nos indicaran el sitio concreto donde están situadas el resto de las picas.

Una vez detectados dichos electrodos, para calcular que electrodos debemos tratar, hay que tener en cuenta que las distancias entre los tratamientos deben ser de al menos 8 metros. Dicho esto, y en el caso de que hubiera no tratar los electrodos intermedios.
El numero preciso de electrodos a tratar dependerá de las circunstancias de cada instalación, en el caso de que tengáis dudas no dudéis en contactar con nosotros.

También comentar en relación con esto, que son susceptibles de tratamiento cualquier tipo de electrodo y, si se hace con activador (tipo Terral Liquido, Ion-Forte), no será necesaria ningún tipo de obra civil. Estos activadores permiten un sistema modular de tratamiento, esto quiere decir que te permiten ir instalando y activando electrodos y midiendo a la misma vez, para decidir si necesitas un nuevo tratamiento o has obtenido el valor de tierra que querías alcanzar para dicha instalación.

En cuanto a los resultados esperables después de la aplicación de tratamiento, es decir, de la aplicación de cualquiera de estos activadores, comentar que en el tratamiento de una pica de dos metros deberemos esperar descensos de resistencia que oscilan entre un 55% y un 95%. Decir que el descenso será tanto menor cuanta más cantidad de piedra, roca y obstáculos (zapatas de hormigón) nos encontremos en el lugar donde se este llevando a cabo la instalación.
En el caso de que se traten con activador los electrodos previamente instalados y aun así no se obtengan los valores de tierra deseados, entonces será necesario realizar una instalación adicional.

En el pdf descargable que adjuntamos a continuación, podréis ver de manera mas grafica todo lo transmitido en este artículo.

Translate »
Abrir chat